544 personas perdieron la vida ahogadas en España en 2017