Los pescadores son de los colectivos más propensos a desarrollar cáncer de piel