Casi pierde la pierna por la mordedura de una falsa viuda