La playa, mejor en septiembre