El alcalde de Bildu destina la plaza de toros como lugar de esparcimiento canino