Un niño de 12 años podría cumplir cadena perpetua por matar a su hermano