Tras la polémica, Montesinos monta una fiesta