La policía alerta de una nueva oleada de secuestros virtuales