El hombre que amenazaba con inmolarse en Atocha no llevaba explosivos