Las imágenes de un policía de Ecuador calmando a un niño tras un brutal accidente en carretera se hacen virales