La policía francesa detiene a unos 150 sin papeles en el puerto de Calais