La Policía peruana incauta 1.700 kilos de cocaína