La policía sueca investiga las posibles conexiones del terrorista suicida