La policía suiza confirma que el padre de las mellizas dijo que las mató