Los policías de Tarrasa se rapan al cero por una muy buena causa