El costo político del caso Rosenberg es bajo en Guatemala pero alto en el exterior, dice Colom