Dos porteros de un club de playa, apuñalados tras echar a unos clientes