Así es el pozo de Totalán, cuya estructura da esperanzas