El Prenda solicitó dos permisos penitenciarios antes de pedir perdón: ambos fueron denegados