Todo preparado para que millones de personas crucen el Estrecho