El presidente de Ryanair dice que en un futuro las autoridades permitirán volar de pie