El presidente ruso acepta ayuda extranjera para combatir los incendios forestales