El brutal recibimiento de un grupo de presos a un violador y asesino de niñas en Colombia