Uno de los presos más peligrosos aprovecha un permiso para darse a la fuga en León