Más de 200 presos han seguido ya cursos para acceder a un empleo "verde"