La presunta asesina de Cristina Martín tenía un listado con futuras víctimas