El presunto asesino de Adela tenía siete antecedentes por violencia de género