El presunto asesino del niño de Lardero será enviado a la prisión de Segovia para garantizar su seguridad