El presunto asesino de Las Palmas mató a su exmujer cuando estaba sola en la casa en la que trabajaba