El presunto autor del crimen de Polop asegura que las amenazas eran "de broma"