Barcelona inaugura el año con el tradicional chapuzón en la playa de Sant Sebastiá