El primer bebé del 2018 se llama Raisa y ha nacido en Barcelona