El primer temporal del año deja a casi toda España en alerta por viento y nieve