Por primera vez un inmigrante quiso saltar la valla de Ceuta para dejar España