Los dos primeros bebés alaveses de 2011 reciben un pan diario durante el año