La principal línea de investigación apunta a que el incendio de Andilla (Valencia) se originó por una negligencia