La reina de Inglaterra se ausenta en el bautizo del príncipe Louis