El 69% de los problemas matrimoniales son perpetuos