Croquetas, flamenquines: los productos que Magrudis ocultó a la Administración