El 12% de los niños españoles quieren dedicarse a las redes sociales en su futuro