Las prostitutas de Bonn pagan 6 euros por usar la acera para ofrecer sus servicios