Una donación anónima de 7000 euros salva una protectora de animales