Protestas en una fábrica textil de Girona por las altas temperaturas