La provincia de Sevilla suma 24 muertos en la carretera durante el verano y lidera la siniestralidad estival