Los próximos partidos Real Madrid-Barça pueden aumentar el riesgo de infarto