Una niña en atención psicológica explica que le quemaron con una plastificadora en la Casa Cuna de Logroño