Un informe psicológico demuestra que el ingreso de Moisés en un centro sería perjudicial