La queratosis actínica afecta a un 23,5% de los españoles a partir de los 45 años