Quince años de la UME: unos héroes que son despedidos siempre entre ovaciones