Un radar en el límite de la zona 80 en Barcelona recaudó 5 millones en 3 años